Etiquetas

,

¡¡Hola coolturetas!! ¿Cómo os va la vida? La mía un poco liadilla, pero aquí estamos de nuevo.

Hoy os presento una obra que nos enseña mucha, mucha historia de la ciencia además de ser un gran hecho pictórico.

lección de anatomía del doctor tulp rembrandt

Hablo de «Lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp» del autor barroco Rembrandt. En los Países Bajos se cultivó el llamado retrato colectivo y este lienzo es una gran muestra de ello. Lo característico de este subgénero es representar a un conjunto de personas (de las cuales se suele saber el nombre, eso es, que están identificadas históricamente, vaya) en el mismo espacio del lienzo.

Es más, en este caso concreto, sabemos incluso quien es el cadáver al que diseccionan: se trata de un delincuente conocido como «el Niño» condenado a morir en la horca por reincidir en el robo con violencia. Además, esta representación fue un encargo del gremio de cirujanos en conmemoración de una lección de anatomía que impartió su primer anatomista, el Dr. Tulp. Los nombres del resto de alumnos lo podemos encontrar en el papel que sostiene uno de los estudiantes.

Vemos, por otra parte, que hay otro libro que seguramente sea la superguía de anatomía de la época: el «De humani corporis fabrica», de Andreas Vesalio .Ojocuidao, que las lecciones de anatomía eran PÚBLICAS. Sí, sí, si tenías estómago suficiente para soportar el olor y la atmósfera que se generaba podías asistir a la disección de un cuerpo para ver (como unos cuantos afirmaban o en ello se excusaban para poder hacer disecciones y avanzar conocimiento en anatomía y medicina) «la maravillosa obra que Dios había creado en el cuerpo del ser humano». De hecho, en esta época comenzaron a ponerse de moda los teatros anatómicos. Literalmente, eran unos teatros en forma circular con gradas y todo en cuyo centro un doctor iba diseccionando un cadáver y explicándoles a los asistentes/ espectadores qué era lo que iba extrayendo/ señalando y qué función tenía en nuestros bodies. Aquí, Tulp nos instruye acerca de los músculos y tendones del antebrazo, pero ¡yo necesito saber más! ¿Nos sacamos unas entraditas para el finde? ¡Va, no seáis sosxs!

Con respecto a las características pictóricas propiamente dichas, encontramos un escorzo (ya sabéis, representar 3 dimensiones, la profundidad en el cuadro que sólo tiene 2 dimensiones) en los alumnos que miran con mayor atención y sorpresa lo que el doctor les dice en ese momento.

También hay que resaltar el aspecto tenebrista de la pintura, en la que únicamente encontramos un foco de luz que viene desde la esquina inferior izquierda y que hace que prestemos atención, sobretodo, a la tarea que desempeña Nicolaes Tulp. Recordad que en el tenebrismo el foco de luz suele ser artificial, lo importante no es de dónde procede sino qué es lo que resalta, lo que ilumina, cuál es su foco de atención.

La composición es más abierta de lo que parece, al mirar la obra nos encontramos con la mirada cómplice que nos envían dos de los alumnos de la escena y que nos invitan a participar en la lección como si nosotros, espectadores, fuésemos un estudiante más de anatomía dentro del retrato colectivo.

Por último, ya que siempre os cuento las movidas sobre líneas y el color, esta vez, ¿qué predomina sobre qué? ….. ¡Muy bien! El color sobre la línea, incluso podemos apreciar que algunos alumnos se difuminan con el fondo de la imagen. Qué listos sois, amores míos.

Y, después de este momento Dora la Exploradora que he tenido, esto es todo por hoy.

Gracias por leerme.

Recordad que podéis dejarme impresiones/ sugerencias y de más aquí abajo en comentarios.

¡Muuuuuuack!

Anuncios