Ciencia y caridad, Picasso

Etiquetas

, , ,

¡¡Hola, coolturetas!! ¿Todo en orden? Hoy traemos entradita caliente para esta fría y húmeda tarde, ¿qué os parece?

En concreto, vamos a despiezar un poquito “Ciencia y Caridad” de Picasso.

12-16 de junio, 2019 _ Iyengar Yogacon Carmen de Silva

Sí, sé lo que estáis pensando… Y sí, en serio es un Picasso. De hecho, un Picasso muy, muy teen: realizó esta pintura con nada más y nada menos que 15 añitos. Hoy en día seguro que lo habría petado no sólo en arte, sino también en instagram. Cosas de la vida millenial, ya sabéis.

Este cuadro está hecho al óleo y fechado en 1897, preparado para las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes en las cuales un jovencísimo Picasso, por deseo expreso de su padre, iba a participar.

En la escena representada podemos distinguir tres grupos, correspondientes a tres figuras: un médico a la izquierda, una enferma en cama en el centro y, a la derecha, una monja que sostiene en brazos al hijo (eso parece, vaya, que a lo mejor es el sobrino y tengo que callarme la bocaza) de la paciente que, por lo que se aprecia, no tiene muy buena pinta.

El médico le está tomando el pulso, mientras que la monja observa la escena con una actitud compadeciente. Todo ello pone de manifiesto la dicotomía existente entre ciencia y fe; entre la necesidad e importancia de la ciencia y la técnica que consigue que nuestras condiciones de salud y bienestar en la vida sean lo más óptimas posibles, y la fe: la esperanza personal en la existencia de ir a un mundo mejor una vez termina nuestra vida terrena. Por eso podemos tildar a la pintura de “realismo social”, por poner de manifiesto el debate eterno entre fe y razón, una discusión que aún seguía presente en la época y de la que, bajo mi parecer, no podremos librarnos.

Como tampoco podemos librarnos de esto…

Tu cara (1)

El escenario se reduce a una habitación, mísera, austera, llamando la atención la figura de la enferma en cama gracias al juego de luz y colores. La luz no es del todo natural ya que la única ventana que vemos permanece cerrada, tendríamos que entender que hay otra abierta en el otro extremo de la habitación, pero cómo se reparte el halo de luz nos lleva a pensar que no es luz del día.

Y esto es todo por hoy, amores míos, si os preguntáis en qué he andado metida todo este tiempo ya os lo digo, ¡en lo de siempre! En dedicarme al postureo máximo, ahora con una camiseta muy trap. (No tiene nada que ver el trabajo y eso… Ironía modo ON.)

 

postureo

Os dejo el link del vídeo de donde saqué la cita célebre para la camiseta:

https://www.youtube.com/watch?v=RqSYHGxD0Lc

Muchas gracias por leerme siempre, preciosxs. Sois lo más.

Anuncios